Portada
Valores salvadoreños
Artes plásticas
Psicología salvadoreña
Literatura básica
Vivenciando lo nuestro
Salvadoreñismos
Turismo
Escena salvadoreña
Cocina salvadoreña
Miscelánea
Nuevo canal
Enlaces
Nuevo canal
Nuevo canal
Nuevo canal
:::Encuesta del mes:::
Lugar de su procedencia:
El Salvador
USA
Canadá
Otro país en continente americano
Suecia
Otro país en continente europeo
Asia
África
Australia


(Un Voto por Día)



Este sitio utiliza Flash, puede descargar gratis el plug-in aquí:
Descargue Flash Player

Descargue RealMedia

Help stop spam

Add Me!

Easy Submit


Visitas desde el 16 de noviembre de 2002.

FastCounter by bCentral











Teyo OrellanaTeyo Orellana

DESNUDO

 ¿Por qué fotografías de desnudo?

Por una mera necesidad así como tenemos que respirar y si, no lo hacemos morimos. Así siento la necesidad de expresarme y he encontrado en la fotografía de cuerpo desnudo femenino el vehículo para la realización de mis ideales artísticos, y poder plasmar en fotografía mi punto de vista de la belleza del cuerpo femenino.

El cuerpo desnudo no es un tema del arte sino que por si solo es una forma del arte.

¿Por qué el cuerpo femenino?

Para mí el cuerpo femenino es fascinante, excitante y me provoca una atracción irresistible de fotografiarlo.

Mis fotos de desnudos están cargadas de una gran bellaza eróticas pero no por eso son obscenas, en algunas personas pueden despertar intensas pasiones y provocan controversias mas en esta sociedad machista.

Mis fotos están inundadas de un erotismo poético, enteramente desprovisto de obscenidad

  ¿Por qué exponer fotografías en este país que tiene tradición por exposiciones de pinturas y esculturas y que a la foto la consideran como arte menor o simplemente no la considerar arte?

Espero estar contribuyendo para que la fotografía sea parte de las artes plásticas en El Salvador.

Por otra parte disfruto la foto y para mí es un placer tomarlas, hacerlas y provocar en él publico diferentes reacciones, lo que una persona considera sensual y bello para otra es salaz y obsceno.

Teyo Orellana¿Por qué desnudos acompañados de flores?

Siempre he sentido la necesidad de subrayar la asociación de los cuerpos femeninos con las rosas o otras flores: lo bello por lo bello.

¿Por qué fragmento los cuerpos?

Mi perspectiva  fragmentaria no es un mero recurso formal, sino también un modo de hacer más profunda la sensación de misterio que en vuelve a la  fotografía en blanco y negro.


Más que una hoja de vida
Por: Teyo Orellana

Definitivamente, la vida sería más fácil si al nacer alguien nos viñetara con nuestra profesión a futuro: médico, ingeniero, abogado, escritor, ladrón o contrabandista. Entonces, con el camino libre de obstáculos, luego de fijar nuestra residencia fuera del útero, nos lanzaríamos al mundo a ejercer aquello para lo que fuimos destinados, suponemos que por alguna fuerza superior.

Sin embargo, las cosas no son así, salvo si uno es profeta, pues éstos son predestinados desde el vientre materno, según sentencia bíblica. Y como, en mi caso, no he sido destinado para profetizar nada, he tenido que buscarme a mí mismo, durante mi inquieta juventud, hasta que un día, no recuerdo cuando, me encontré con una cámara fotográfica al hombro.

Sí recuerdo que eran tiempos cuando muchos disparaban balas. Yo me limitaba a disparar el flash de la cámara, sin ninguna experiencia, salvo con el entusiasmo de estar haciendo lo que me parecía que sería la construcción de mi propio y nuevo mundo: uno a colores, o en blanco y negro dependiendo de la situación.

Teyo OrellanaNací en San Salvador en enero de 1968. Mi infancia transcurrió en el campo, en la pequeña villa de Jucuarán, en el departamento de Usulután, de donde eran mis padres. Mi padre, un técnico dental, con una clínica y muchas muelas sacadas en su haber, quería que yo fuera médico, por lo que me trasladé de nuevo hacia San Salvador a estudiar enfermería y, posteriormente, iniciar la carrera de medicina en la Universidad de El Salvador.

En la incertidumbre que acarrea la juventud pasé dos años estudiando medicina y robándole tiempo a las aulas para dedicarme a hacer mis primeras fotos.

Más que ponerme a estudiar la anatomía del cuerpo humano, me dispuse a retratarla. Me pasaba las horas con los estudiantes de periodismo y así apareció mi primera foto artística: era una calabera pintada con luz de flash. De esta hice cincuenta copias, las que vendí a diez colones cada una. Todas fueron compradas, y el negativo, he de suponer, andará por ahí, en alguno de mis archivos. Ahora que lo pienso, creo que llegué a la fotografía por casualidad, de lo cual no me arrepiento, sino que al contrario, creo que al fin pude hallarme conmigo mismo.

Después de esta experiencia ya no paré de tomar y hacer fotos. Por aquellos días, llegó a mis manos una cámara Cannon AE1 program con lentes 28, 50 y 135 milímetros, más un zoom 70-200. Fue mi primer equipo fotográfico. Capturé imágenes de paisajes, flores, escenas cotidianas y todo cuanto pude. Así, llegué al fotoperiodismo aún cuando no tenía un medio donde publicar mi trabajo... hasta que ingresé a El Diario de Hoy en 1990. Ese mismo año había abandonado mi amorío infiel con la medicina para estudiar comunicaciones en la Universidad Doctor José Matías Delgado.

 Con mi AE1 me fui a la ciudad de Suchitoto y retraté como por instinto su arquitectura y paisajes. Esta fue mi primera exposición, y la que afianzó mi vocación de fotógrafo.

En 1993 asumí el cargo de editor fotográfico en El Diario de Hoy, el cual desempeñé hasta 1995.

Un año después, más convencido que nunca de mi vocación, monté mi propio estudio con el único fin de crear con plena libertad, y para seguir explorando el vasto mundo de la fotografía. Pronto me puse a trabajar, desde mi nuevo "refugio", en la fotografía publicitaria, corporativa y artística, sin dejar de lado el periodismo.

Teyo OrellanaPlantado ya con mi estudio y, para ser competitivo en un mercado voraz, tuve que ponerme al día con nuevas técnicas y tuve que perfeccionar el manejo de las luces y el revelado en el cuarto oscuro. Un viaje a la Habana, Cuba, en 1997, para aprender del maestro Luis González Palma, me llevó por los camino de la fotografía artística, la que he expuesto en diversas ocasiones en diferentes galerías de San Salvador.

Cada uno de mis momentos (el periodístico, y luego como fotógrafo independiente) me ha dado enormes satisfacciones, y después de no sé cuántos kilómetros de película recorridos sigo buscando y encontrándome cada día.

Ahora, viendo un poco para atrás en mi profesión, sé decir con Thomas Bernhard que "la fotografía es una manía innoble que poco a poco abarca a la humanidad entera porque ésta no está sólo enamorada, sino chiflada por la deformacion y la perversidad, y realmente a fuerza de fotografiar, con el tiempo, toma ese mundo por el único verdadero".

Como dije al principio, nadie está predestinado en su vocación, pero uno va encontrándose a sí mismo con lo que cree que es su vocación. En ese trajín se va logrando experiencia, misma que ahora pongo a disposición de ustedes.


Cursos y Exposiciones

- 1992, Seminario internacional de Innovación Periodística, Modelo heterodoxos de Periodismo de Calidad, realizado en San Salvador.

- 1993, seminario de fotoperiodismo, impartido por los maestros salvadoreños Luis Galdámez e Iván Montesinos, corresponsales de guerra.

- 1994, Curso de técnicas de edición de fotoperiodismo, en México D.F.

- 1997, Curso "Manipulación de la Imagen", impartido por Luis González Palma, en la Habana, Cuba.

- 1998, Viaje de acercamiento a la fotografía artística en la Habana, Cuba.

- Enero de 1999, Encuentro Centroamericano y del Caribe de la Plástica, realizado en San Salvador.

- Enero de 1999, exposición fotográfica colectiva en la Alianza Francesa.

Teyo Orellana- Mayo de 1999, muestra fotográfica "Un Mundo de Visiones", en galería Colibrí.

- Mayo de 1999, exposición colectiva de artes plásticas en "La Casona", del centro comercial Galerías de Escalón.

- Julio de 1999, "Diálogos Creativos", en el Centro Cultural de España. En esta ocasión se exhibió, además de fotografía, pintura y escultura de artistas nacionales.

- Agosto de 1999, "Cuatro Formas de Escribir Fotografía", en galería "X", del grupo de periodistas de Contraportada.

- Septiembre 2001, suplemento especial de economía, publicado en el New York Times.

- Septiembre de 2000, "Plástica Contemporánea", en galería Vilanova.

- Abril 2001, Subasta "Terraemotus".

- Noviembre 2001, Mención de Honor Primer Bienal de Arte Paiz, San Salvador.

- Mayo 2002, Exposición individual "Fronteras de Norte y Sur", en galería Villanova.


Artículos anteriores




Sara Rocío Sánchez Rodríguez
rocio_pixelescuscatlecos@hotmail.com










Summer Car

¡Suscríbase a nuestra lista de correo!
Para informarse acerca de todo lo nuevo en Pixeles Cuscatlecos.


Ingrese su nombre y email en las casillas abajo:
Nombre:
Email:  
Suscribirse      Borrar de lista
Envíe esta página a sus amigos

Nombre Email
Usted:
Su amigo(a):

[ Get your own FREE referral system! ]



Quienes somos | Nuestro objetivo | Copyrights | Política de privacidad |

© Pixeles Cuscatlecos 2002. Todos los derechos reservados.
 









Reunion

'); document.write(''); // End -->
'); document.write(''); // End -->