Portada Pixeles Cuscatlecos
Valores Salvadoreños
Artes Plásticas
Clásicos de La Literatura Salvadoreña
Al Pie de La Letra
Vivenciando Lo Nuestro
Choteando en El Salvador
Miscelánea Salvadoreña
Salvadoreñismos
Turismo y fotografías de El Salvador
Escena Salvadoreña
Cocina Salvadoreña
Enlaces
Aspectos de migración
Psicología Salvadoreña
Cursos En-Línea Facetas
:::Encuesta del mes:::
Su pasatiempo preferido:
Leer un libro
Escuchar música
Hacer deportes
Ir a la playa
Ir al cine
Ver TV
Hacer amistades
Ir de baile
Descansar en casa


(Un Voto por Día)



Este sitio utiliza Flash, puede descargar gratis el plug-in aquí:
Descargue Flash Player

Descargue RealMedia

Help stop spam

Add Me!

Easy Submit


Visitas desde el 16 de noviembre de 2002.

FastCounter by bCentral










Parque arqueológico San Andrés
Fotos: Rosa Murillo y Max Rodríguez
::: Parque arqueológico San Andrés
Max Rodríguez

Rosa Murillo

Roberto Cruz

Ubicado a 32 kilómetros de San Salvador, en el Valle de Zapotitán, se encuentra el Parque Arqueológico de San Andrés, un conjunto de centros ceremoniales, patios y pirámides construidas entre el año 300 A.C. y 600 D.C., donde se cree, vivieron los altos dignatarios mayas. 

San Andrés, en la época Pre-hispánica, fue la expresión del centro Ceremonial del Valle de Zapotitán, como núcleo de asentamiento, que ejerció un gran dominio en la zona y en el que se pueden apreciar algunas fases de su construcción habitacional. Las estructuras o pirámides del lugar, eran utilizadas por los indígenas en actividades como el comercio, el deporte y la religión.

Según cuenta el guía Boris Fernando Aguilar, se sabe que el Valle de Zapotitán, a 450 metros a nivel del mar, fue afectado por las erupciones de los volcanes Caldera, Ilopango,


Boris Fernando Aguilar, guía del parque arqueológico San Andrés
El Boquerón y El Playón, las cuales cubrieron con lava las estructuras; siendo la erupción de El Boquerón (entre 900 y 1000 años D.C.), y la de El Playón (en el 1658), las más significativas.

Estructuras arqueológicas

San Andrés es un sitio formado por 2 grupos arquitectónicos mayores que presentan construcciones monumentales. Tiene dos zonas principales: la plaza sur y la plaza norte.

La característica principal de la plaza sur o acrópolis es que sobre ella se asienta la estructura o pirámide número 1. La plaza norte contiene la estructura número 5. Estas 2 plazas conforman el conjunto principal del sitio.

Entre los años de 1892 a 1910, se descubren los montículos formados por las estructuras cubiertas por la lava, pero no es hasta los años 1940 a 1941, cuando se realiza la primera etapa de excavación, por la expedición Dimick, dejando al descubierto importantes detalles de la arquitectura piramidal de algunas estructuras que conforman el centro ceremonial.


Parque arqueológico San Andrés

De 1977 a 1978, se lleva a cabo la segunda etapa de excavaciones, realizando las investigaciones a través del departamento de Arqueología de la Dirección del Patrimonio Cultural. Es en esta oportunidad que se trabaja en la estructura y plaza sur, donde se ubican otras estructuras y se obtiene una variedad de objetos cerámicos, óseos, conchas, jade, obsidiana y pedernal, los cuales han contribuido al aporte de datos para el esclarecimiento de la historia Pre-hispánica de las etnias o culturas que ocuparon este importante centro y los alrededores del valle de Zapotitán.

La mayoría de objetos que se han encontrado, proceden de lugares muy especiales como: tumbas, escondrijos y altares, relacionados con las actividades domésticas y ceremoniales que estos dedicaban a sus dioses.


Parque arqueológico San Andrés

Es en el año 1995, cuando se creó el Parque Arqueológico en San Andrés; y luego, durante 1996 y 1997, se realizan nuevos trabajos de investigación arqueológica, para investigar la estructura número 5, conocida también como Cerro Campana.

Durante estos trabajos se descubre que dicha estructura es una construcción piramidal de 13 metros de altura, sobre una plataforma de 7 metros de ancho, siendo en ésta donde se realiza el hallazgo de materiales cerámicos y los restos de lo que fue un piso bajo el edificio.

Hasta ahora, el hallazgo arqueológico más importante registrado en San Andrés, es una ofrenda encontrada en los estratos inferiores de la estructura número 7, durante los trabajos de investigación realizados entre 1977 y 1978.

La ofrenda consiste en una espina o aguijón del pez mantarraya, un sahumador con decoración bicroma, un cajete policromo de tipo copador y un pedernal excéntrico.


Parque arqueológico San Andrés

Dichos artículos se pueden fechar en el período clásico tardío (700 DC). Se sabe que otra ofrenda similar fue encontrada en Honduras.

Estructura Número 7

Es la única de las estructuras hecha completamente de piedra, y es ésta en la que se encontró el pedernal excéntrico.

Los investigadores creen que todas las pirámides o estructuras, fueron construidas a niveles altos, ya que en esa época las construcciones de bajo nivel eran inundadas por el Río Nixapa, hoy conocido como Río Sucio. Sin embargo, igualmente se piensa que se cuidaba mucho los niveles de altura que se utilizaban, ya que los indígenas tenían conocimiento de que el área era zona sísmica, por lo que procuraban no construir por arriba de ciertos límites.

Se sabe que, mientras las pirámides eran utilizadas para actividades de índole religiosa, la plaza formada entre éstas, era utilizada para actos de tipo políticos.


Estela maya
Parque arqueológico San Andrés

Los dibujos (grifos), tallados en la piedra, representaban mensajes o biografías de lugares o personas. Esta estela es una replica realizada por el escultor Napoleón Alberto Romualdo.

Las inscripciones significan "Que amanezca, que llegue la aurora...que los pueblos tengan paz y sean felices". Consejo de sacerdotes mayas.

Obraje de añil

Durante los trabajos de excavación de pozos de sondeo, realizados en 1995, el arqueólogo Paul Amoroli y su asistente Robert Gallardo, realizan un nuevo descubrimiento: un obraje de añil del siglo XVII, cubierto por más de 3 metros de ceniza volcánica y lodo, ubicado en las cercanías de las pirámides. Luego de realizar el estudio correspondiente se determinó que el obraje fue cubierto por la erupción volcánica del Playón, en el año 1658.

La estructura descubierta, representa uno de los obrajes mejor conservados de la época colonial. Comprende 5 pilas de grandes dimensiones, entre las que se encontraba una de remojo y una de batido; el espacio para una rueda central de paletas y un sistema de canaletas, ya que todo funcionaba basándose en la energía hidráulica proporcionada por el agua del río.

En dichas instalaciones, se procesaba la planta conocida como "jiquilite", de la cual se extraía colorante de un tono azul intenso muy codiciado en la realeza española. Se cree que éste obraje se mantuvo activo desde que se construyó durante los años de 1625 a 1640, hasta que fue sepultado durante la erupción, el 3 de noviembre de 1658.


Parque arqueológico San Andrés




Max Rodríguez
Rosa Murillo
Roberto Cruz





Cámaras digitales, computadoras,
software especializado, equipos de audio y video.

¡Suscríbase a nuestra lista de correo!
Para informarse acerca de todo lo nuevo en Pixeles Cuscatlecos.


Ingrese su nombre y email en las casillas abajo:
Nombre:
Email:  
Suscribirse      Borrar de lista

Quienes somos | Nuestro objetivo | Copyrights | Política de privacidad |

© Pixeles Cuscatlecos 2002. Todos los derechos reservados.
 





'); document.write(''); // End --> Visite la sección de Cursos En-Línea de FACETAS
Audio Video Profesional S.A de C.V