Visite nuestros anunciantes:
'); document.write(''); // End --> www.rent-a-car-4-cheap.com
 

 Artes Plásticas
 Clásicos de La Literatura
 Consejos y Recetas de Cocina
 Cursos En-Línea
 El Salvador
 En Escena
 Enlaces
 Fotos
 Misceláneas
 Rutas Turísticas
 Salvadoreños Ejemplares
 Salvadoreñismos
 Vivenciando Lo Nuestro
 PORTADA
 
 Archivo
 Premios Obtenidos
 
 Escuche "El Carbonero"
 Firme el Libro de Visitas
 Lea el Libro de Visitas


'); document.write(''); // End --> FACETAS



Visitas desde el 16 de noviembre del 2002.



.................................................
Haga esta su página de inicio
.................................................

.................................................
Imprima esta página
.................................................

.................................................
'); } else { document.write('Envíe esta página a un amigo'); } // End -->
.................................................



   - Edición 29 - CLÁSICOS DE LA LITERATURA

 

"Peralta Lagos vivió los acontecimientos de mayor envergadura del país desde fines del siglo pasado, hasta bien entrada la cuarta década del presente. Tanto por razones de familia, Peralta Lagos conoció de cerca los hechos nacionales: cuartelazos; conspiraciones; revueltas; insurrecciones; comedias electorales para "designar" por voto libre (igualitario y directo) al futuro gobernante, bien entendido que de antemano el sucesor estaba ya proclamado; arreglo entre las fámulas del dinero para poner y quitar Presidentes, cosa que se hacía en el casino en las cervecerías de lujo de la época; entendimiento, bajo de agua, de los candidatos; represión permanente contra la voluntad de los pueblos, incluso contra simples manifestaciones de mujeres, como ocurrió en Diciembre de 1922.

No extrañan así las palabras -de Peralta Lagos, cuando afirma: "también fui actor, -sin enlodarme mucho, eso sí en el teatro de nuestra política, y un buen día, como aquel ministro del epigrama de Manuel de Palacio amanecí metido dentro de una bordada casa de diplomático, con plumas en el tricornio y espadín al cinto..."

"Primer acto

Sala espaciosa en una antigua casa de hacienda. Paredes de un metro de grueso, pintadas de color claro. Cielo de caoba, con encajonado. En el foro, a la derecha, puerta grande que da al corredor. De éste se ven la baranda de madera, y un gran farol que cuelga de un cuartón. En el fondo, praderas con algunos árboles diseminados, y en el horizonte, lejanos cerros y montañas azules.

Siempre en el foro, a la izquierda y a unos tres metros de la puerta, gran ventana con reja, de las mismas dimensiones, con un poyo o asiento de unos sesenta centímetros de altura. Del dintel cuelga una jaula de cañas.

En el poyo hay algunas macetas y tiestos con flores.

Entre la puerta y la ventana, mesa escritorio con recado de escribir, libros de cuentas, un diccionario, papeles y periódicos. Una silla giratoria entre la mesa y la pared. Dos puertas laterales dan acceso: por la derecha, al comedor, dependencias, cocinas, etc.; y por la izquierda a los dormitorios.

A la izquierda, entre la puerta y la escena, hay sobre una mesa un camarín con la imagen de Santa Bárbara. Una lamparilla de aceite encendida, varios floreros y dos candeleros. A la derecha, frente al camarín, una mesa pupitre, y encima un pequeño estante con libros. En medio de la sala mesita de labor rodeada de dos mecedoras y dos poltronas. Arrimadas a las paredes, seis u ocho sillas. Los muebles son sencillos, sólidos y de color oscuro. Sobre el dintel de la puerta grande, una palma bendita, con labores.

En la pared, detrás del escritorio, a tres metros de altura, el retrato del Padre de la Patria Dr. Delgado. Debajo, un almanaque.

Repartidos en las paredes, y alternando con un Corazón de Jesús y un mapa de El Salvador hecho en la Escuela, los retratos de Morazán, Barrios y Menéndez, los dos primeros de uniforme y el último de paisano. Sobre las esquineras, del color de los muebles, una lámpara de petróleo, y un santo de bulto…"

"El Candidato" es un libro que posee un profundo valor literario porque en él se guarda el costumbrismo de nuestro país. Con un prólogo de otro gran escritor: Italo López Vallecillos, es otro Clásico que debe contar en nuestra biblioteca.

Tomado de "Candidato". José María Peralta Lagos.
Volumen 05, Colección Gavidia. UCA Editores.


Maribel Sánchez
maribel_pixelescuscatlecos@saltel.net


| Quienes somos | Nuestro objetivo | Copyrights | Privacidad |

Los Pixeles son los elementos de una imagen digital, normalmente la primera aproximación a una imagen digital es como array de Pixeles. En cada lugar del array, en Principio " N " Dimensional, se ubica un Pixel y con mucho orgullo, estos en este sitio son...Pixeles 100% Cuscatlecos.
© Pixeles Cuscatlecos 2002 - 2005. Todos los derechos reservados. 
  Subir ^