Agregar a favoritos | Haga esta su página de inicio | Imprima esta página | '); } else { document.write('Envíe esta página a un amigo'); } // End -->  |
Honores recibidos  



Alberto Masferrer.

Alberto Masferrer, fue el ensayista y filósofo salvadoreño más reconocido de su tiempo. Tuvo una formación autodidacta. Su pensamiento se centra en un concepto: el "vitalismo", que significa que cada individuo tiene el derecho a un "Mínimun vital" en lo referente a vivienda, alimentación, trabajo y educación.

Siempre abogó por la lucha pacifica. Se consideraba un educador y utilizó el periodismo como un púlpito para predicar sus ideas. Se ganó el respeto y admiración de la mayoría de escritores e intelectuales de este siglo.

En la página 71 de su libro "Ensayos" leemos las siguientes palabras:

"…Imaginemos que soy un poeta, y que escribo un poema. Me aíslo para ello, pues no sólo no me hace falta compañía, sino que me seria estorbosa. De instrumentos materiales, no necesito sino mi lápiz y algunas cuartillas de papel. En el canto de una rústica mesa, y aún en mis rodillas, sobre un cartapacio improvisado, escribo mi pensamiento, que parece venir todo él de las profundidades de mi ser, y lo voy revistiendo con la forma que al andar de los años mi corazón ha entretejido con los invisibles hilos del vivir. No hay obra más personal, más individual que ésa: se diría que toda ella sale exclusivamente de mí mismo: que nadie más que yo pone en ella su contingente; y si alguna vez el hombre tuvo derecho para decir mi obra, es, sin duda, al referirse a ésta en que, fuera del papel y del lápiz, todo es mío: las impresiones que recibí; el dolor o la sonrisa en que me dejaron impregnados; los arabescos que mi fantasía bordó sobre la tela; las ideas en que se transformaron; la musicalidad y el ritmo que mi oído les imprime.

He aquí, pues, una obra mía, nada más que mía; y si por ventura resulta una verdadera obra de arte, al darla a luz podré gloriarme de que hago a los hombres una merced, de que les agracio con un don; y no sin razón me imaginaré que me deben agradecimientos y honores, por ese diamante que les dejo caer para que ilumine y embellezca sus horas.

¿Quién no ha sido fascinado alguna vez por esa sirena de la gloria? ¿A quién, hombre de ciencia, poeta, músico, filósofo, no le sedujo la ilusión de que estaba dando, sin que nadie más que él fuera el forjador de aquella dádiva? ¿Quién, al dar a los demás una obra que le salió de las propias entrañas, no se sintió impulsado a decir: tomad?…"

Le propongo otro clásico de la literatura salvadoreña y le invito a abrir las páginas de estos "Ensayos".

Tomado de: "Ensayos" de Alberto Masferrer.
Volumen 2. Biblioteca Básica de Literatura Salvadoreña
Dirección de Publicaciones e Impresos
Consejo Nacional para la Cultura y el Arte
CONCULTURA.

¡Hasta nuestro próximo Clásico!


Maribel Sánchez
maribel_pixelescuscatlecos@saltel.net

Up | Down | Top | Bottom

| Quienes somos | Nuestro objetivo | Copyrights | Privacidad |
© Pixeles Cuscatlecos - Revista de El Salvador 2002 - 2007. Todos los derechos reservados.


Escríbanos...
     visitas desde el 16 de noviembre del 2002.     Diseño: MWD     Ayudemos a apoyar lo nuestro.