'); document.write(''); // End -->

Enviar artículo | Imprimir artículo

Álvaro Menendez Leal.
"
L
a Ilustre Familia Androide” no es uno de los libros mejor conocidos de Álvaro Menéndez Leal. Sin embargo su primera edición fue hecha en Argentina en el año de 1972; veinticinco años más tarde, aparece su segunda edición que se convierte en la primera en El Salvador y emerge como describe Luis Melgar Brizuela, prologuista de este libro, como para mostrar la vigencia de los relatos que contiene, cuyo toque en cuanto “ciencia- ficción” no es propiamente la invención de historias futuristas, sino, más a fondo, la analogía entre el panorama mundial del siglo XX y otros mundos, antiguos o próximos, terráqueos o galácticos.

“Mas allá de eso que con fácil convención llamamos “ciencia-ficción”, hay un humanismo, una reflexión profunda sobre el ser humano y sus civilizaciones, su ciencia, su “progreso”, sus creaciones, su semejanza con Dios o con la máquina”.

Los inquietantes cuentos de este clásico de la literatura figuran en reconocidas antologías latinoamericanas.

Si usted abre este libro encontrará que es sencillamente fascinante; y en la primera página del mismo usted conocerá:

Los vicios de papá.

“Hoy por la mañana, apenas acabado el desayuno, a mamá se le pasó la mano al darle a papá la dosis cotidiana de cuerda.

Administrarle una dosis superior a la acostumbrada no fue meramente un descuido. No sé por qué; pero no creo que haya sido meramente un descuido. Cuando mamá tomó la llave del estuche verde y oro, hacía ratos que su frente había sido roturada por los discos de un arado invisible y poderoso. A cada vuelta que daba a la llave, mamá apretaba los labios. Por eso digo que no fue simplemente un descuido.


 La Ilustre Familia Androide.

Tomar un poco de cuerda todas la mañanas es un vicio erradicado desde hace mucho por las autoridades sanitarias; sin embargo, a papá se lo permiten. A la chita callando, es cierto; pero se lo permiten. Papá está viejo, casi herrumbrado. Es una especie de institución nacional. Quizás por eso las autoridades le permiten todavía tensar de vez en cuando su muelle espiral.

Papá fue el primer robot personalizado. De todos los alegres miembros de la primera cohorte, es el único superviviente. Pudo haber muerto, como murieron los demás; pero lo salvó, entre otros motivos, el hecho de ser, en un sentido cronológico, el primero de la primera generación. Los robots somos sentimentales. Si no, que lo diga mamá: pese a sus refunfuños y caras agrias, todos los días le administra una porción de cuerda a papá. Y eso que mamá es de la segunda generación.

Cuando a mamá se le pasa la mano y da más vueltas de las prescritas a la llave, papá se descompone y vive un día de sobreexaltación inaguantable: se le encienden las luces sin qué ni para qué; los circuitos se le atoran; vibra, ronronea, palpita y cuenta cosas.

Para mí esto último es lo peor de todo, pues el único a quien papá cuenta sus asuntos es a mí.

No quiero que se me acuse de poco amor filial; pero es que, según mi memoria, papá ha tenido conmigo 17,236 sesiones de recuerdos. Aunque sentimental, yo seré poco emotivo ya que fui programado con cierta evolución; con todo, no hay robot que aguante a oír, sin fundirse, 17,236 veces las mismas historias. Las mismas-historias-en-el-mismo-orden-con-las-misrnas-palabras-pronunciadas-en-el mismo-tono... lo dicho: es para que se le fundan a uno los circuitos. Creo que, deliberadamente, mamá me programó dotado de una paciencia ilimitada. Por eso aguanto sin reventar…”

Espero queridos visitantes que se animen a adquirir este libro y por supuesto de parte de todo el equipo, deseamos que pase una muy Feliz Navidad y que el próximo año sea mejor que éste.

Hasta nuestro próximo Clásico.

“La ilustre familia androide” forma parte de la Biblioteca Básica de Literatura Salvadoreña Volumen 19. Dirección de Impresos y Publicaciones, CONCULTURA.


Artículo: Maribel Sánchez.
luzcecitas@hotmail.com




Datos Generales de El Salvador
| Wallpapers | Música Folclórica | Clima (snet.gob.sv)
Quienes somos | Nuestro objetivo | Copyrights | Privacidad

© 2002 - 2007 Pixeles Cuscatlecos - Revista de El Salvador. Todos Los Derechos Reservados.


P      U      B      L      I      C      I      D      A      D      :


   Agregar a favoritos | Haga esta su página de inicio | Imprima esta página | '); } else { document.write('Envíe esta página a un amigo'); } // End -->  |