Artes
 Clásicos de La Literatura
 Consejos y Recetas de Cocina
 Cursos En-Línea
 El Salvador...Tu Historia
 El Salvador...y sus Facetas
 En Escena
 Enlaces
 Fotos
 Misceláneas
 Rutas Turísticas
 Salvadoreños Ejemplares
 Salvadoreñismos
 Vivenciando Lo Nuestro
 
 Premios Obtenidos
 
 Escuche "El Carbonero"
 Firme el Libro de Visitas
 Lea el Libro de Visitas

 ¡Buscando Amigos!




www.facetasenlinea.com

.................................................
Agregar a favoritos
.................................................

.................................................
Haga esta su página de inicio
.................................................

.................................................
Imprima esta página
.................................................

.................................................
'); } else { document.write('Envíe esta página a un amigo'); } // End -->
.................................................



Visitas desde el
16 de noviembre
del 2002.



"Venga para acá, niño. (…) Que venga, le digo. (…) No; no lo voy a regañar, ni le voy a pegar. Sólo quiero hablar con usted. (…) Se fueron a lavar al río. (…) ¡También la Chayo…! ¿Que no ve que están componiendo la cañería de la calle, y que no ha caído agua todo el día? (…) ¿Y para qué quería ir? ¿Para estar haciendo averías y que nadie tuviera descanso? (…) A ver. Venga. Siéntese allí, en esa piedra. (…) En esa piedra, le digo. ¿Ya quiere destartalar la sillita que le hizo Tomás Oliva? (…) Y deje a ese chucho. Va a terminar todo garrapatoso. (…) Que lo deje, le digo (…) ¿Y este chucho carajo? ¡Como que es chicle! ¡Vaya para allá!

La señora del otro lado ha mandado a poner queja. Dice que usted le volvió a tirar piedras en las nalgas, cuando estaba acurrucada lavando los tarantines. (…) Yo no le estoy preguntando si es verdad o es mentira. Lo que quiero decirle es que eso no se hace. Ella acaba de venir a vivir al pueblo… (…) Oiga primero, no sea tan salido: no le estoy diciendo que hay que tirarle piedras sólo a la gente de aquí. No hay que apedrear a nadie, oyó. (…) Porque no. Porque, al rato menos pensado, le van a devolver su tetuntazo. Acuérdese como vino el otro día, por andar amolando a Carlos Pico.

También del kinder han mandado a decir que ya no lo aguantan. No les da vida a las niñas guiñándoles las trenzas, o jalándoles los calzones para arriba, diciéndoles que se van a partir. ¿Cómo cree que se van a partir? ¡Toda la gente está unida por la mitad! ¿Uste cree que Dios es bruto? (…) Pérese, que todavía no he terminado.

La semana pasada, cuando lo mandé a dejarle arroz en leche a "Cu-chum-bo", usted se lo fue a comer con los otros cipotes, allá detrás del Calvario. (…) Pero eso no se hace. Ese muchachito lo quiere a usted como si fuera un hermano. Con lo humilde y pobre que es, en cuanto hacen algo bueno de comer, allá viene para acá. Si hacen tamales, viene con tamales; si hacen atol de piñuela, viene con la jarrillada de atol. (…) Sí; ya sé que usted le presta o le regala juguetes… (…) ¡Lo que quiero decirle es que cuando yo lo mando a dejarle algo a Cuchumbo es a Cu chum bo, y no a todos esos monos ajambados, oyó!

… continuará.

Significados:

Chayo: del nombre propio Rosario.
Destartalar: desarmar.
Chucho: perro.
Garrapatoso: con muchas garrapatas.
Carajo: adjetivo que merece el que provoca.
Tarantines: trastes.
Tetuntazo: golpe dado con un tetunte (piedra pequeña).
Amolando: molestando.
Guiñándoles: jalándoles.
Uste: usted.
Pérese: espérese.
Jarrillada: lo que puede contener una jarra.
Ajambados: ambiciosos, voraces.



Artículo: Maribel Sánchez
maribel_pixelescuscatlecos@saltel.net


| El clima en El Salvador [www.snet.gob.sv]

| Quienes somos | Nuestro objetivo | Copyrights | Privacidad |
© Pixeles Cuscatlecos 2002 - 2006. Todos los derechos reservados.
 


  Diseño: MWD