'); document.write(''); // End -->

Enviar artículo | Imprimir artículo

Mapa de El Salvador
[+]

El Salvador es tu pasado...quiere tener presencia en tu futuro...¡Conócelo mejor!

Geografía natural.

"El territorio salvadoreño, pese a su reducido tamaño, presenta características que hacen de él uno de los más interesantes del nuevo mundo.

Bordean su litoral llanuras bajas, recortadas por la "Cadena costera", que forma el eje de su sistema orográfico. El resto, montañoso en grado sumo, lo constituye una meseta cuya altura oscila entre 200 y 1,000 metros, cortada por las depresiones del Lempa y otros ríos principales y coronados por las eminencias de sierras y volcanes.

Entre estos últimos destaca el Lamatepeque o de Santa Ana, que, con sus 2,386 metros de altitud, alcanza el punto más elevado del país. Le siguen los de San Vicente y San Miguel, con 2,173 y 2,132 metros, respectivamente. Los volcanes de Tamagás, Naranjo, San Salvador, Izalco, Apaneca, Chingo, Jucuapa, Cacaguatique y Tecapa sobrepasan los 1,500 metros. Otros muchos, como los de Usulután, Guazapa, Chinameca, Conchagua, Sociedad, etc., logran alturas superiores a los 1,000 metros.

De los volcanes citados es el Izalco, sin duda alguna, el más interesante, tanto por su perenne actividad -que le ha valido el sobrenombre de "Faro de la América Central"- como por ser uno de los pocos que se han formado en los tiempos históricos. Mismo que cesó su actividad en los años cincuenta, simultáneamente a la creación del hotel de montaña en la cima del cerro que el poeta Raúl Contreras había iniciadoo.

La altura que ha alcanzado en cosa de tres siglos -1,885 metros, según Barberena, y 1869 a juicio de Lardé- habla elocuentemente de su poderosa vitalidad.

En el año de 1880 surge en el centro del hermoso lago de Ilopango un nuevo volcán que, felizmente, no hizo ulteriores progresos. Y son también ejemplo notable algunos fenómenos menores, como los "ausoles" de Ahuachapán y los llamados "infiernillos" de San Vicente.

Los efectos de tales manifestaciones geofísicas han pesado duramente desde tiempo remoto sobre la población salvadoreña, habiendo sido la capital una de las más castigadas en este sentido. Asentada, desde su traslado al sitio actual, en un terreno tradicionalmente propicio a los temblores, cada siglo ha sido destruida total o parcialmente una o más veces. No se ha escapado de la regla la centuria en que vivimos, pues en el año 1917 se cumplió la siniestra consigna.

Sin embargo, salvo su primera y única traslación, ha sido siempre reedificada en el mismo lugar. Hubo épocas en las que se creyó que había muerto definitivamente, mudándose la capitalidad a otras ciudades. Inútil tarea. Los sansalvadoreños volvían a la obra y la levantaban de nuevo. Esta lucha lleva más de cuatro siglos. Los medios modernos de construcción, por suerte, permiten augurar que la hoy bella y próspera urbe sabrá defenderse con mejores armas de su tradicional enemigo".



Tomado de: La Población de El Salvador. Rodolfo Barón Castro. Volumen # 6 Biblioteca de Historia Salvadoreña. Dirección de Publicaciones e Impresos. CONCULTURA.



Artículo: Maribel Sánchez.
luzcecitas@yahoo.com




Datos Generales de El Salvador
| Wallpapers | Música Folclórica | Clima (snet.gob.sv)
Quienes somos | Nuestro objetivo | Copyrights | Privacidad

© 2002 - 2008 Pixeles Cuscatlecos - Revista de El Salvador. Todos Los Derechos Reservados.


P      U      B      L      I      C      I      D      A      D      :


   Agregar a favoritos | Haga esta su página de inicio | Imprima esta página | '); } else { document.write('Envíe esta página a un amigo'); } // End -->  |