Agregar a favoritos | Haga esta su página de inicio | Imprima esta página | '); } else { document.write('Envíe esta página a un amigo'); } // End -->  |
Honores recibidos  


Q
ueridos cibernautas el verano, en toda su plenitud hace gala de un sol maravilloso… como consecuencia lógica también se genera mucho calor. Por ello requerimos de más líquido y los refrescos se vuelven imprescindibles, dentro de ellos, el que más nos atrae es el de Coco o simplemente el agua al natural.

Coco, es el nombre común del fruto de un árbol de la familia de las Palmáceas, distribuido de forma amplia en todas las regiones tropicales. El árbol, llamado cocotero, tiene un tronco cilíndrico de 45 cm de diámetro y hasta 30 m de altura, marcado por numerosos anillos que señalan la posición de las hojas que ha ido perdiendo. En el extremo superior lleva un ramillete con una veintena de hojas pinnadas, por lo general curvadas en forma de arco, y de 3 a 4,5 m de longitud. El fruto cuelga en racimos de 10 a 20 nueces o más; en cada árbol puede haber, según la época, 10 o 12 de estos racimos.

El Coco maduro, de 30 cm de longitud, es oval y está revestido de una densa masa fibrosa que envuelve una cáscara dura; dentro de ésta hay una pulpa blanca oleaginosa que se deseca para obtener la copra, un producto comercial muy apreciado. De la copra se extrae un aceite utilizado en la fabricación de jabones y velas. En el interior hueco del Coco hay un líquido lechoso dulce.

El agua de Coco es la que por predilección disfrutamos mucho más por su singular sabor y porque es pura y natural. Su pureza es otro atributo que la hace valiosa, hoy en día consumir líquidos puros es una bendición. Esta comprendida ésta en las entrañas de este fruto y para degustarla es preciso extraerla de forma violenta del Coco que celoso se resiste a ser despojado de su precioso contenido.

La pulpa del Coco, cruda o cocinada también se puede disfrutar, es un alimento muy importante en las regiones tropicales. La yema apical, llamada col de palmera, es manjar muy apreciado, y se cortan numerosos árboles para obtenerlo; del centro del tallo joven se extrae el palmito, también comestible. La savia o jarabe del cocotero, como la de otras palmeras, es muy apreciada en los trópicos, donde se consume en su estado natural o previa fermentación, tratamiento que dura sólo unas horas. Por destilación de esta savia fermentada se obtiene un licor llamado arrabi o arrak. La raíz posee propiedades narcóticas, y en algunos lugares se mastica.

Las hojas secas del cocotero sirven para cubrir techos, y con los foliolos se confeccionan ruedos, persianas y cestería. La fibra que recubre el Coco, llamada a veces bonete, se teje para fabricar cuerdas y esteras; también se ha usado como sustituto de la turba en la preparación de abonos de jardinería.

Como se pueden dar cuenta el Coco es un árbol lleno de sorpresas y bondades. Es un prodigio de la naturaleza que nosotros podemos disfrutar. Espero le haya gustado recordar algunos datos interesantes sobre este fruto.

¡Cuento con su visita en el próximo de la serie y disfrute al máximo de este verano!



Fotos: pixelescuscatlecos.com




Artículo: Maribel Sánchez
maribel_pixelescuscatlecos@saltel.net

Fotos: pixelescuscatlecos.com
rocio_pixelescuscatlecos@hotmail.com


Up | Down | Top | Bottom

| Quienes somos | Nuestro objetivo | Copyrights | Privacidad |
© Pixeles Cuscatlecos - Revista de El Salvador 2002 - 2007. Todos los derechos reservados.


Escríbanos...
   pixelescuscatlecos.com nace un sábado 16 de noviembre de 2002.      Diseño: MWD     Ayudemos a apoyar lo nuestro :-)