Portada
Valores salvadoreños
Artes plásticas
Psicología salvadoreña
Literatura básica
Vivenciando lo nuestro
Salvadoreñismos
Turismo
Escena salvadoreña
Cocina salvadoreña
Miscelánea
Nuevo canal
Enlaces
Nuevo canal
Nuevo canal
Nuevo canal
:::Encuesta del mes:::
Lugar de su procedencia:
El Salvador
USA
Canadá
Otro país en continente americano
Suecia
Otro país en continente europeo
Asia
África
Australia


(Un Voto por Día)



Este sitio utiliza Flash, puede descargar gratis el plug-in aquí:
Descargue Flash Player

Descargue RealMedia

Help stop spam

Add Me!

Easy Submit


Visitas desde el 16 de noviembre de 2002.

FastCounter by bCentral










Violencia en los medios de comunicación
Violencia en los medios de comunicación
Parte final...

Lic. Boris O. Barraza F.
Julio-Septiembre 2000.

Consideraciones Previas:
Dos cosas deben quedar claras antes de iniciar una exposición sobre el tema que nos ocupa:
  • No hay que satanizar a los medios de comunicación social, sobretodo a la televisión. Estos no son "malos" per-se. Es el uso, o más bien, el abuso que de ellos se haga lo que permitirá aplicarles la categoría de socialmente buenos o malos.
  • Los medios de comunicación social nos afectan a todos. De una u otra manera, unos más que otros, actualmente no es posible pensar que alguien se encuentra libre de la influencia de algún medio de comunicación, por tanto es necesario tener una actitud crítica ante lo que ellos presenten.

-IV- 

La constante exposición a estos contenidos de violencia en los medios de comunicación ¿Qué consecuencias puede acarrear en los receptores?

Existen, afirma Luis Matilla, al menos dos tendencias teóricas que pretenden tener un acercamiento a esta cuestión. Por un lado el de los que ven una relación directa entre causa ­ efecto inmediato; y el de los que niegan esta incidencia, otorgando a los medios una mera función de entretenimiento. Frente a esta disyuntiva es fundamental la realización de estudios longitudinales para descubrir hacia que lado se inclina la balanza.

Si bien existe una larga lista de investigaciones tipo Bandura sobre el papel del modelaje, es trascendental lograr en nuestro contexto social y con nuestras propias y particulares variables una investigación que no sea dentro de un contexto de laboratorio, sino más bien en un proceso de seguimiento en el diario vivir de las personas y que se involucre a los medios impresos y radiofónicos.

Repetimos aquí algo que se había planteado en la primera parte de esta ponencia: La P.T.A. una asociación formada por educadores, padres de familia y ciudadanos, expresó en 1997(en USA) que "crecer con la violencia que se ve en la TV tiene tres consecuencias":
  • Dice que la violencia es buena solución a los problemas. Reduce la búsqueda creativa de otras alternativas para resolver conflictos.
  • Insensibiliza a la gente ante el sufrimiento ajeno
  • Produce el "síndrome del mundo malo"
Nuestra opinión al respecto es que se deben de tomar en cuenta los siguientes elementos para considerar la posibilidad que la violencia de los MCS genere una actitud a las manifestaciones violentas en el receptor:


1. CONSIDERACIÓN HISTÓRICO-SOCIAL:

Hay que analizar si el grupo social al que pertenece el receptor aprueba y acepta las diferentes formas de violencia que presentan los medios. Con frecuencia la dosis de violencia en los medios parece ser una preocupación sólo de los intelectuales y profesionales de la salud mental. Parece ser que esto no preocupa a políticos, empresarios, comunicadores, líderes religiosos e incluso educadores; o por lo menos no más allá del discurso ideológico.

  Regularmente, también, los medios reflejan el grado de violencia que las sociedades expresan. ¿Refuerzan realmente los medios la expresión de la violencia social e individual del receptor o es la sociedad y los receptores quienes estimulan a los medios a aumentar su dosis de violencia manifiesta y no manifiesta? Esta disyuntiva debe ser resuelta. No se debe negar que con frecuencia la violencia que se presenta en los MCS es apenas un remedo de la violencia que muchos niños y mujeres viven en los hogares salvadoreños.


2. CONSIDERACIÓN INDIVIDUAL:

Se debe considerar la personalidad pre mórbida del receptor.


3. CONSIDERACIÓN DE TOTALIDAD:

El análisis de los contenidos violentas de los medios y su posible influencia en el receptor debe involucrar, incluso, los mensajes publicitarios que contienen, ya que para el empresario de los MCS, el receptor es un consumidor, una estadística que se traduce en facturación y ésta en ganancia, por lo que el empresario estará interesado en ofrecer un producto de consumo masivo. En otras palabras hay que analizar tanto la fuente como el destino del mensaje.

  Entre Marzo y mayo del presente año hicimos un estudio exploratorio sobre los criterios que poseen los padres de familia para permitir ver TV a sus hijos. Se entrevistaron 200 familias con al menos un hijo en edad superior a los 2 años. Los resultados arrojaron un dato triste pero contundente: Solamente un 17% de familias tienen alguna opinión formada y expresada a sus hijos sobre qué programas ver y cuales no. El resto de las familias estudiadas no poseen ningún tipo de criterios, más que el mensaje que antecede a la transmisión televisiva: "Los padres de familia son responsables que sus hijos menores de edad sigan en sintonía del siguiente programa. Ministerio del Interior."


Las implicaciones de esta realidad son obvias.



Lic. Boris O. Barraza F.
borisbarraza@hotmail.com




Nota de relevancia: Esta ponencia fue presentada, por el Lic. Boris Barraza, en el 3er. Congreso Nacional de Psicología "Lic. Edgardo René Pacheco", en San Salvador, que se realizó el 6 y 7 de octubre de 2000.











Summer Car

¡Suscríbase a nuestra lista de correo!
Para informarse acerca de todo lo nuevo en Pixeles Cuscatlecos.


Ingrese su nombre y email en las casillas abajo:
Nombre:
Email:  
Suscribirse      Borrar de lista
Envíe esta página a sus amigos

Nombre Email
Usted:
Su amigo(a):

[ Get your own FREE referral system! ]



Quienes somos | Nuestro objetivo | Copyrights | Política de privacidad |

© Pixeles Cuscatlecos 2002. Todos los derechos reservados.
 









Reunion

'); document.write(''); // End -->
'); document.write(''); // End -->