Visite nuestros anunciantes:
'); document.write(''); // End -->
 


 Artes Plásticas
 Clásicos de La Literatura
 Consejos y Recetas de Cocina
 Cursos En-Línea
 El Salvador
 En Escena
 Enlaces
 Fotos
 Misceláneas
 Rutas Turísticas
 Salvadoreños Ejemplares
 Salvadoreñismos
 Vivenciando Lo Nuestro
 
 Archivo
 Premios Obtenidos
 PORTADA
 
 Escuche "El Carbonero"
 Firme el Libro de Visitas
 Lea el Libro de Visitas
 
'); document.write(''); // End --> FACETAS



Visitas desde el 16 de noviembre del 2002.

 Diseño y mantenimiento:
NMolina




.................................................
Haga esta su página de inicio
.................................................

.................................................
Imprima esta página
.................................................

.................................................
'); } else { document.write('Envíe esta página a un amigo'); } // End -->
.................................................
- Edición 28 - Salvadoreños Ejemplares  

 



Foto: RSM.

Esta es una historia que se repite cada día... especialmente en los sectores económicamente informales de nuestro país. Su frecuencia merece un espacio en nuestra revista... dedicada a los cientos de miles de protagonistas de historias como ésta.

Historia y fotos: Roxana Sánchez Molina.
roxana_pixelescuscatlecos@saltel.net

Mario era un joven acostumbrado, por necesidad, a buscar “posibilidades” de sobre vivencia; para él y para su familia (en ese entonces conformada por su madre y tres hermanos menores) Desde pequeño (de más o menos 9 años) tuvo que salir a la calle para vender algo: comenzó con periódicos (como canillita); pasó por la fruta en almíbar; frutas secas y semillas; ropa; zapatos; fantasía; oro; etc.

Resolver qué vender no era más que cuestión de probar y ver qué pasaba. Era poseedor innato de una efectiva actitud propositiva y proactiva. Aprendía las lecciones que tenía que aprender y seguía adelante. Las necesidades no le daban tiempo para lamentar alguno que otro mal negocio realizado.

Durante algún tiempo y para encontrar respuestas buscaba la compañía de personas mayores, comerciantes a quienes tal vez en algún momento –dentro de una conversación informal- podría preguntar. Sin embargo, siempre realizaba conversaciones públicas de sus pensamientos emprendedores con su madre. A quien, Dios, había dotado de un sentido común muy especial. Ella apoyaba sus ideas, le animaba a correr riesgos y a que buscara información.

Para cuando alcanzó los 14 años (aproximadamente), Mario, había improvisado una bodega de mercadería (zapatos, ropa, etc.) en un pequeño espacio de la casa. Y su instinto le indicaba que esta mercadería sólo podía realizar dos movimientos: entrada y salida. Esto significaba que cuando la sacaba para mostrarla a su cliente potencial ( a quien visitaba a domicilio) debía lograr la venta ¡sin fallar!

La experiencia le fue dando claridad: fue aumentando en cantidad y variedad la oferta. Su inventario aumentó. Con mucho entusiasmo convenció entonces a su mamá con la idea de poner allí mismo (en casa) un negocio formal... para lo cual necesitaba le cediera la sala.

Foto: RSM.

Consiguió estantes, mostradores, vitrinas (todo usado) y mucho apoyo de amigos, conocidos, clientes y por supuesto, de todos los miembros de la familia. En otras palabras: se rebuscó los recursos.

Conseguir mercadería al crédito, para vender, fue decisivo. Una vez obtenida la confianza ya no habría marcha atrás. Tenía que honrarla y fundamentarla con responsabilidad... hacerse de un prestigio le abrió las puertas a mayores posibilidades.

Así llegó a convertirse en el sostén principal de la familia y el principal proveedor de la base del patrimonio familiar.

Ahora, Mario, tendría 53 años... si no hubiese muerto a los 19. No le sobrevivió ningún descendiente... sólo su espíritu emprendedor; que constituyó la herencia más importante que la familia conserva.

No cabe la menor duda de que la necesidad... la calle y su interés en proveer; le proporcionó, a Mario, habilidades que le fueron de mucha ayuda. su adiestramiento instintivo se complementó con el entretejido de una red que capitaneaban personas que tendrían poder para ayudarlo.

El objetivo de esta historia, además de rendir tributo a los salvadoreños ejemplares, tiene como objetivo reforzar el esfuerzo de que los jóvenes reflexionen acerca de la importancia del comportamiento y que de éste supone trabajar deliberadamente en construir una personalidad adecuada; socialmente aceptada y que contribuya a que alcancen los objetivos que se han trazado en la vida.

¡Gracias Mario por el ejemplo que nos dejaste con tu breve paso por nuestras vidas!

Y, a ustedes, es mi deseo que DIOS los cubra de bendiciones. ¡Hasta la próxima!

Licda. Roxana Sánchez Molina
roxana_pixelescuscatlecos@saltel.net






| Quienes somos | Nuestro objetivo | Copyrights | Privacidad |

Los Pixeles son los elementos de una imagen digital, normalmente la primera aproximación a una imagen digital es como array de Pixeles. En cada lugar del array, en Principio " N " Dimensional, se ubica un Pixel y con mucho orgullo, estos en este sitio son... Pixeles 100% Cuscatlecos.
© Pixeles Cuscatlecos 2002 - 2005. Todos los derechos reservados. 

  Subir ^