Agregar a favoritos | Haga esta su página de inicio | Imprima esta página | '); } else { document.write('Envíe esta página a un amigo'); } // End -->  |
Honores recibidos  



Marina Siegel.

S
e graduó de Bióloga, en la Universidad de El Salvador. Tiene 38 años y un poco más de 6 años de radicar en el estado de Florida, Estados Unidos de Norteamérica, junto a su esposo e hijos.

Al entrar en contacto, como miles de compatriotas, con el sistema norte americano se ha ido adaptando a convivir con la multiplicidad cultural que, entre otras oportunidades, le ha brindado poder conocer y practicar apasionadamente la danza del vientre.

Es en esta actividad en la cual se ha venido perfeccionando en los últimos 5 años. Ahora, realiza espectáculos públicos e imparte clases tanto en Estados Unidos como en El Salvador a donde viene 2 veces al año a transmitir sus conocimientos a toda persona que comparta con ella este interés.

Marina comienza, desarrolla y concluye su clase dando suficiente información acerca de esta forma de baile. Comenta que, en Oriente Medio, surge en el contexto social y es considerado tradicionalmente folklórico. Su finalidad (el de la danza) no está relacionada con las representaciones en clubes nocturnos sino a la naturaleza social de las mujeres de esa zona y de cómo ellas transmiten de generación a generación sus tradiciones. Ya que se acostumbra danzar entre amigas y miembros de la familia.

Sin embargo, la parte puramente artística, a cargo de bailarinas profesionales, es el entorno más visible y glamoroso de esta danza.

Marina enfatiza que los beneficios de la danza son tanto físicos como mentales. En la parte física es un buen ejercicio cardiovascular ya que ayuda a mejorar tanto la flexibilidad como la fuerza. Los movimientos fortalecen los brazos, hombros y tronco superior en general; mientras que los crótalos aumentan la fuerza de los dedos, trabajándolos uno a uno. Ciertamente se centra en los músculos del torso, pero también mejora la fuerza en las piernas. Mentalmente es beneficiosa porque fomenta la autoestima y mejora el grado de bienestar de quienes disfrutan practicándolo regularmente.

Es apropiada para personas de todas las edades y de cualquier constitución, siendo ella misma (la persona) quien controla el nivel de exigencia física.


Marina Siegel.

Se caracteriza por sus movimientos suaves y fluidos, disociando y coordinando a la vez las diferentes partes del cuerpo. Es decir, los brazos pueden ir a un ritmo diferente del que va marcando la cadera. Ésta y el vientre, alternan movimientos rápidos y lentos y se enfatizan los músculos abdominales, con movimientos de pecho y hombros así como con brazos serpenteantes.

El atuendo que Marina usa se llama bedlah, en árabe, y consiste en un top o sujetador ajustado adornado con cuentas o monedas, un cinturón ajustado a la cadera también con monedas o cuentas y medias que incluyen pantalones y/o faldas tipo harén, que pueden ser lisas, a en capas. Y para enmarcar los movimientos emplea: velos, sable, velas y crótalos.

Si desea escribirle puede hacerlo a la siguiente dirección: rosasiegel@bellsouth.net

Artículo: Licda. Roxana Sánchez Molina
roxana_pixelescuscatlecos@saltel.net
Fotos: Marina Siegel y Roxana Sánchez Molina.

Up | Down | Top | Bottom

| Quienes somos | Nuestro objetivo | Copyrights | Privacidad |
© Pixeles Cuscatlecos - Revista de El Salvador 2002 - 2007. Todos los derechos reservados.


Escríbanos...
   pixelescuscatlecos.com nace un sábado 16 de noviembre de 2002.      Diseño: MWD     Ayudemos a apoyar lo nuestro :-)