'); document.write(''); // End -->

Enviar artículo | Imprimir artículoç

E
n estas épocas nostálgicas no me queda más que recordar acontecimientos importantes que suelen suceder en la vida de cada ser humano.

Mientras siento el viento revolotear sobre mi cara, empiezo a explorar entre mis recuerdos infantiles, desempolvando el acontecimiento más importante, en esa época, de toda niña que entra a la adolescencia, la "famosa fiesta rosa" y es que este momento requiere de mil y una gestiones y preparativos que no se pueden pasar por alto, desde la lista de invitados hasta el vestido de princesa.

Cada detalle llena de entusiasmo a esa jovencita y no digamos a su familia, la elección del pastel, la misa, la muñeca sobre el pastel, las invitaciones, los recuerdos, la comida, el vestido, la famosa flor de papel y viruta, el vals, las damas, el anillo, el lugar a realizarse y el peinado y maquillaje es lo que marcara esta celebración como buena o mala.

En este acontecimiento en lo personal nunca participé como protagonista, es decir, la "quinceañera", fui simplemente la invitada a los eventos, pero al parecer este es el mejor papel en esta película, ya que al final la pobre criatura siempre termina con los pies adoloridos y cansada de tantas felicitaciones.
El papel de invitado es el más relajado, se come, se baila y probablemente se conoce al príncipe azul que durará una vida o unas semanas.

En este acontecimiento puede pasar de todo desde un reencuentro con los primos hasta la metamorfosis del vecinito insípido que creció y se convirtió en todo un actor de telenovelas.
Pobre de aquel o aquella, ya que a los jóvenes también se les celebra su famosa "Fiesta clavel", que cumplan en noviembre y diciembre, pues estos meses suelen estar reservados con antelación con otros eventos importantes, y es aquí donde pueden haber desilusiones para la festejada.

Aaa las fiestas rosas!!!!!...un acontecimiento digno de guardar en nuestra memoria, ya que sólo una vez se cumple quince años, pero aquí lo más importante es el verdadero sentido de esta fecha y el paso de la etapa infantil a la de adolescente, el saber que se entra a una etapa donde se tienen obligaciones, donde se debe proyectar un comportamiento digno de una señorita de casa, donde se practican los verdaderos valores morales que sólo en casa se han aprendido, es en este momento donde se debe empezar a vivir una vida llena de momentos felices donde no exista nada ni nadie que eche a perder tan rosada época, porque de aquí depende la verdadera formación de esa personita que enorgullecerá a la familia y a nuestro creador.

Una fiesta no hace la diferencia en nuestra vida, no borra los errores cometidos, no hace más o menos a la niña que hoy se convierte en mujer, lo importante es que de aquí en adelante esa niña pasará a ser una mujer virtuosa y llena de muchos recuerdos felices de los que podrá enorgullecerse siempre.
¡Recuerda que una fiesta con regalos no te dará la verdadera felicidad!

Felices Quince Primaveras... y feliz año nuevo lleno de ilusiones, amor, salud y mucha felicidad.

Si usted quiere publicar sus vivencias puede enviarla a: luzcecitas@yahoo.com

Artículo y fotos: Sara de Aguillar.
rocio_pixelescuscatlecos@hotmail.com


Nuestros previos canales:




Datos Generales de El Salvador
| Wallpapers | Música Folclórica | Clima (snet.gob.sv)
Quienes somos | Nuestro objetivo | Copyrights | Privacidad

© 2002 - 2008 Pixeles Cuscatlecos - Revista de El Salvador. Todos Los Derechos Reservados.


P      U      B      L      I      C      I      D      A      D      :


   Agregar a favoritos | Haga esta su página de inicio | Imprima esta página | '); } else { document.write('Envíe esta página a un amigo'); } // End -->  |