Portada Pixeles Cuscatlecos
Valores Salvadoreños
Artes Plásticas
Clásicos de La Literatura Salvadoreña
Al Pie de La Letra
Vivenciando Lo Nuestro
Choteando en El Salvador
Miscelánea Salvadoreña
Salvadoreñismos
Turismo y fotografías de El Salvador
Escena Salvadoreña
Cocina Salvadoreña
Enlaces
Aspectos de migración
Psicología Salvadoreña
Cursos En-Línea Facetas
:::Encuesta del mes:::
Su pasatiempo preferido:
Leer un libro
Escuchar música
Hacer deportes
Ir a la playa
Ir al cine
Ver TV
Hacer amistades
Ir de baile
Descansar en casa


(Un Voto por Día)



Este sitio utiliza Flash, puede descargar gratis el plug-in aquí:
Descargue Flash Player

Descargue RealMedia

Help stop spam

Add Me!

Easy Submit


Visitas desde el 16 de noviembre de 2002.

FastCounter by bCentral










"Tres cosas hay en la vida..."
La salud no lo es todo y sin ella, todo lo demás es nada.
-Schopenhauer.
Por: Ernesto Rivas Gallont

Mi amigo es un optimista incorregible, siempre buscando el lado positivo de las cosas y ahora ve sus dolamas con el mismo optimismo que ha visto todo en su vida. Siente que el Hacedor lo ha colmado de bendiciones y que cuando Él quiera estará listo para corresponderle en Su presencia.

Enrique ha tenido salud, dinero y amor, pero hoy está consciente que, si bien, es difícil vivir sin dinero y, más difícil vivir sin amor, sin salud la cosa no marcha. De allí que mi amigo está seguro que la va a recuperar, y su optimismo es contagioso.

Aunque la ley de Murphy (Cualquier cosa que pueda ir mal,...irá mal) señale lo contrario, ver la realidad desde la mejor perspectiva posible es clave para que las personas gocen de mejor salud y vivan más tiempo. Cultivar el buen ánimo y dejar atrás la melancolía, ha sido siempre la principal recomendación de Enrique.

Se puede decir que el optimismo determina en gran medida la disposición de las personas frente a la vida, su bienestar físico y psicológico, y su percepción de bienestar y felicidad en general, por lo que es un aspecto muy importante de la personalidad.

La experiencia ha mostrado que una actitud optimista ante la vida, también tiene evidentes ventajas. Recientes investigaciones científicas han señalado de manera incontrovertible que los optimistas gozan de mejor salud y, por lo tanto, viven más tiempo. Se ha comprobado que la muerte sorprende a los pesimistas, con una frecuencia superior a lo que podría considerarse una simple casualidad. Sin embargo, no se sabe, por qué los pesimistas suelen morir antes que los optimistas, pero mucho tiene que ver la visión personal que se tiene de su mundo.

Los caprichos de las estadísticas podrían alimentar la sospecha de que tal vez no es cierto que los optimistas se mantengan más sanos, sino que, se vuelven optimistas, como Enrique, por estar dotados de buena salud.
Respecto a cuál es la actitud correcta hacia un padecimiento, se afirma que la psicoterapia es capaz de alargar el período de supervivencia y mejorar la calidad de vida del paciente, aunque no se debe esperar que las técnicas psicológicas resulten en una curación total.

En lo que se refiere al poder de la psique sobre el cuerpo ­ un hecho que ha sido comprobado una y otra vez -, un estudio alemán explica que un grupo de 420 voluntarios fue infectado intencionalmente con virus causantes de catarro. Unos días después se los examinó para verificar quiénes se habían enfermado. El resultado: cuando más sólidas con las relaciones con los amigos, vecinos o colegas, menos riesgo de que los virus puedan causar un resfriado. 62% de los participantes de este experimento, que tenían tres o menos relaciones personales importantes, se enfermaron frente a sólo 35% de los que contaban con el apoyo y la afección de seis o más personas.

Estar sano no es no enfermarse nunca. Estar sano es tener una flexibilidad interna grande que nos permita adaptarnos a cada situación y tomar las medidas necesarias para ello. Estar sano es ampliar la capacidad de tensión y distensión, considerar al cuerpo tan sabio que él mismo pueda buscar sus recursos cuando tenga la suficiente sensibilidad de reacción, aunque a veces tengamos que ayudarlo un poquito.

Por eso, cuidar al cuerpo y mantener la salud, no es precisamente envolver el cuerpo en sedas, darle de comer alimentos ultra digeribles, rodearlo de máquinas que mantengan sus constantes de vida, o insuflarle energía por un tubo. Cuidar al cuerpo y mantener la salud es lograr una mayor autonomía, hacer mucho ejercicio, dejar que el cuerpo reaccione y se adapte con lo que interactúa con él, a veces, descuidarlo para que encuentre un hacer más espontáneo, y sobre todo, quitarle el miedo a la muerte, del dolor y de la incertidumbre que muchos son los que viven a costa de ellos.

"Por eso les pido que aprendan el refrán de esta canción"



Ernesto Rivas Gallont
netorivas@integra.com.sv


Enrique (éste no es su verdadero nombre) es un entrañable amigo. Nos conocemos de toda la vida y juntos hemos compartido ratos buenos, ratos malos, alegrías, penas y tristezas. Hoy Enrique está enfermo, situación que le ha causado mucho desconcierto, pues él siempre se creyó inmune a toda enfermedad, porque el ejercicio que ha practicado todos los días durante los últimos treinta años es su mejor medicina.

Y su optimismo.


¡Suscríbase a nuestra lista de correo!
Para informarse acerca de todo lo nuevo en Pixeles Cuscatlecos.


Ingrese su nombre y email en las casillas abajo:
Nombre:
Email:  
Suscribirse      Borrar de lista

Quienes somos | Nuestro objetivo | Copyrights | Política de privacidad |

© Pixeles Cuscatlecos 2002 - 2003. Todos los derechos reservados.
 





'); document.write(''); // End --> Visite la sección de Cursos En-Línea de FACETAS